Y el inicio, por Aguada fue…

Noticias
Typography

Como fruto de la Misión Continental, dentro de este tiempo de Cuaresma, se determinó realizar unas Misiones por las plazas de nuestro territorio diocesano. Y el inicio, por Aguada fue.  El 8 de marzo de 2017 nos dimos cita en la Plaza Cristóbal Colón del pueblo por donde se dio el encuentro de las dos culturas. 

Los temas escogidos para estas Misiones son las herramientas que siempre tenemos a nuestro alcance, en especial en Cuaresma: Oración, Ayuno y Limosna.  Previo a la fecha de nuestra actividad y luego de unos días de lluvia y fuertes vientos, el Señor nos regaló desde temprano ese día un hermoso sol para recordarnos su amor.  Muy temprano en la tarde comenzaron a llegar nuestros fieles para asegurar un buen lugar y no perderse el banquete que se había preparado.

Se comenzó con el rezo del Santo Rosario y luego hizo su entrada la Cruz Peregrina para tomar el centro de la Glorieta de la Plaza.  Allí junto a la imagen gigantesca de la Divina Misericordia sirvieron de escenario para predicar la Palabra de Dios. El tema asignado para esa noche mágica fue sobre la Oración. El instrumento del Señor fue nuestra hermana Dafne Morel que se dejó llenar del Espíritu, y vaya si se dejó llenar de esa gracia.  La Asamblea congregada se mantuvo atenta a su mensaje en donde  desmenuzaba la Palabra de Dios.

Ese mensaje no sólo fue escuchado por los oídos, sino también por el corazón.  Los oyentes espirituales también recibieron el mensaje gracias a la Pastoral de Sordos con que se cuenta dentro de la Diócesis de Mayagüez.  Estos hermanos fueron acogidos en la plaza junto a los demás hermanos. Pero también el mensaje pudo seguirse en vivo gracias al servicio con el que contamos en la Parroquia San Francisco de Asís del Ustream para que los aguadeños ausentes sigan todas las incidencias de Aguada, por lo que agradecemos a Gilberto Kano Hernández su servicio.  Pero también el mensaje se esparció por las ondas radiales de Católica Radio y por internet al mundo entero.

Mientras en el Templo Parroquial, San Francisco de Asís, lo que se iban triturando era los pecados de los penitentes que se acercaban al celoso clero de toda la Diócesis que dijo presente para ser los instrumentos del Señor para desatar aquí lo que quedaba desatado en el cielo. 

Queremos agradecer a todos los hermanos que trabajaron para que esta noche mágica fuera inolvidable, entre muchos otros: Ministerio de Música, Ujieres, Decoración, etc.  También a las Mónicas que nos facilitaron recibir alimento para el cuerpo en, durante y después de la predicación.  Gracias a todos.

Estos encuentros los finalizaremos con la Consagración de la Diócesis al Inmaculado Corazón de María.  Pero el inicio, por Aguada fue.  Con Cristo somos misioneros y queremos llegar al rincón más obscuro del corazón alejado de la gracia de Dios.  Por eso decimos presente para crecer y mostrar el rostro del Padre Amoroso.  No te quedes en casa durante las próximas Misiones Cuaresmales.