La Diócesis de Mayagüez inicia el taller de Misionología

Noticias
Typography

El 19 de noviembre de 2015 los Obispos de Puerto Rico dieron inicio a la Misión Continental en Puerto Rico. Mayagüez fue sede ese año de la magna celebración de la Fiesta Nacional de Nuestra Señora de la Providencia, Patrona de Puerto Rico.

Nos hemos lanzado con pasión y entusiasmo en el proyecto de la misión. Hace varios años se estableció la comisión diocesana y se han tenido diversas incoativas.  Muchas parroquias están inmersas en el desarrollo del censo parroquial, otras evalúan los resultados. Tuvimos misiones en las plazas la pasada cuaresma e igualmente en la Pascua. Tal experiencia la repetiremos esta cuaresma 2017 congregándonos como Iglesia diocesana los miércoles 8, 15 y 22 de marzo en las plazas de Aguada, Mayagüez y Hormigueros respectivamente.  

El sábado 11 de febrero dio inicio como parte del Instituto Diocesano de Pastoral (IDIPA), el taller de Misionología. Este tiene la finalidad de animar, fortalecer y formar discípulos misioneros en nuestra diócesis. La Asamblea de Aparecida nos llamó en el continente a reemprender la evangelización. Nos convocó a un estado de misión permanente.

Para este esfuerzo misionero es preciso contar con fieles enamorados de la misión. Tanto los agentes de pastoral, desde el Obispo hasta el último consagrado, como los laicos somos convocados al amor primero. Sería un pecado muy grave perder la esperanza, dejar de esperar todo de Dios.

En este primer taller tuvimos como recurso al P. Feliciano Rodríguez, Director del Instituto Nacional de Pastoral. En su ponencia, exquisita y magistral, fue haciéndonos conscientes del significado de ser misionero, de vivir la misión en nuestra realidad concreta. Con una metodología variada, utilizando dinámicas, cánticos, refiriendo anécdotas de vida y ejemplos concretos, mantuvo la atención de cientos de fieles que se dieron cita a este primer encuentro.

Por medio de la primera dinámica llevó a los participantes al redescubrimiento y  reconocimiento de la misión de Jesús. El proyecto de Jesús, el Reino, no es uno proselitista, sino de conquista personal y testimonio de vida. Los primeros discípulos fueron enviados a anunciar, sanar y liberar. Hoy, somos llamados y enviados para realizar exactamente esta misión.  Muchos hombres y mujeres están heridos, encadenados, necesitan ser sanados y liberados. Antes deben recibir el anuncio del amor de Dios.

En la segunda dinámica nos hizo tomar conciencia de los temores que acompañan al discípulo. Al mismo tiempo desde la Palabra de Dios se responde a esos temores animándonos a la confianza, al abandono, a vivir la certeza de que es Dios quien nos dirige, protege y fecunda nuestra labor.  

Evangelizar, entregarnos a la misión es renovar la cultura y las culturas del hombre, citando al Beato Papa Paulo VI, de feliz memoria. Es el encuentro con Jesús y nuestra adhesión a su persona el motor que mueve nuestro esfuerzo y acción.    

Participaron del primer taller unos 370 fieles de 26 parroquias de la diócesis. Esperamos que para el próximo estén representadas todas y muchos más se animen a ser protagonistas del esfuerzo misionero. Fue una mañana colmada de presencia misericordiosa de Dios que nos anima. Con Cristo, misioneros, a Puerto Rico entero.