Misión Continental en Maricao

Noticias
Typography

Como parte de las Misiones Cuaresmales de la Misión Continental en América, dieron comienzo las “Invasiones a las Plazas Públicas”. Maricao se convierte así en uno de los tres pueblos (junto a Las Marías y San Sebastián) que dan inicio a esta importante tarea de llevar de manera masiva el Evangelio a todos los rincones de la Diócesis.

 

Miércoles 17 de febrero de 2016, 6:00 PM. Fecha y hora pautada para el inicio de un evento sin precedentes en nuestra Diócesis. Tres pueblos diocesanos simultáneamente darían comienzo a la Misión Continental, iniciativa de nuestra iglesia cuyo propósito primordial es el llevar a la mayor cantidad de gente posible y de manera masiva las bondades de la fe y del Evangelio. A su vez sirve para unir más a las parroquias de la diócesis y permite que los fieles se conozcan, compartan e inclusive desarrollen otras actividades de manera grupal. Bajo el lema “Con Cristo misioneros a Puerto Rico entero” la Diócesis de Mayagüez, dividida en sus respectivos decanatos, invadió tres plazas públicas (Maricao, Las Marías y San Sebastián) para así dar inicio a esta explosión de fe.

El pueblo de Maricao tuvo el honor y el privilegio de recibir las parroquias de San Germán, Lajas, Sabana Grande y Cabo Rojo. Ya para las 5:00 PM comenzaban a llegar los primeros visitantes mientras que el grupo maricaeño Caminantes Matutinos del Rosario rezaban el Santo Rosario. Dato peculiar de este grupo es que se levantan todos los días a palpar el frío mañanero rezando el rosario caminando alrededor de dos (2) millas a las 6:30 AM, y que llevan haciéndolo por tres (3) años consecutivos. Finalizado el rezo del Santo Rosario y habiendo llegado la totalidad de parroquias visitantes el escenario estaba listo para el comienzo oficial del evento.

Bajo los acordes del Coro de la Parroquia San Juan Bautista interpretando el cántico inicial los fieles locales y visitantes empezaron a experimentar lo que sería una noche llena de bendición. Padre David Pérez, párroco de Maricao, comenzó con la invocación al Padre Celestial para que derramara su gracia sobre todos los presentes. Acto seguido presentó al alcalde del pueblo, Honorable Gilberto Pérez Valentín, quien dio la bienvenida a todos. Un detalle muy importante es que mientras esto sucedía, los sacerdotes que vinieron como parte de las distintas delegaciones se hicieron disponibles para celebrar el sacramento de la confesión. Esto toma mayor relevancia debido a que Maricao está designado como lugar santo de peregrinación, y su templo cuenta con Puerta Santa, abierta el pasado 3 de enero, y que al cruzar por ella se lucran indulgencias plenarias. Uno de los requisitos para el lucro de indulgencias es la Confesión.

Padre David entonces anunció al predicador de la noche, Leonel F. Oramas Pacheco quien tendría a su cargo el desarrollo del tema de la noche, El Amor de Dios. Para comenzar Sor María de la Paz de las Hermanas Dominicas de Fátima tuvo a su cargo la oración de bendición. En seguida Leo, como le llaman sus hermanos maricaeños presentó  un tema rico en contenido donde hizo alusión a todas las maravillas que nos presenta el Amor del Padre Celestial para con sus hijos que somos nosotros. Durante una hora y 20 minutos pudimos escuchar qué Dios nos tiene que decir y cómo nos ama, pero también qué debemos hacer como hijos para corresponder ese amor incondicional de Padre.

Finalmente, luego de varios cánticos y la bendición final de padre David disfrutamos de un alegre aguinaldo, típico de montaña en la voz de Luis Daniel Ortiz para luego pasar al kiosco parroquial para saborear una serie de exquisiteces. Definitivamente una noche espléndida que nos deja esperando por la próxima y nos invita en realidad a salir con Cristo Misioneros a Puerto Rico entero.